Control de lectura - adultos

00:00:00

“Volver a la vida

El 30 de julio de 2003, un equipo de científicos españoles y franceses hizo retroceder el tiempo al revivir un animal extinto, aunque solo fuera para verlo extinguirse otra vez.

La especie en cuestión era conocida como bucardo o cabra montés del Pirineo, un animal grande y hermoso que pesaba hasta 99 kilogramos, lucía una cornamenta larga y suavemente curvada y durante miles de años habitó las cumbres de los Pirineos, cordillera que separa a Francia de España, donde trepaba riscos, se alimentaba de hojas y tallos y resistía inviernos crudos.

Entonces aparecieron las armas de fuego y, con el paso de los siglos, la caza diezmó la población de bucardos. En 1989, científicos españoles hicieron un sondeo y concluyeron que sobrevivía escasamente una docena o quizá poco más de aquellos animales; 10 años más tarde quedaba un último ejemplar, una hembra llamada Celia. Bajo la dirección del Alberto Fernández Arias, veterinario de la vida silvestre, un equipo del Parque Nacional de Ordesa y Monte Perdido capturó la cabra para ponerle un collar de telemetría y devolverla a la espesura. Transcurridos nueve meses el dispositivo lanzó un pitido largo y continuo, señal de que Celia había muerto; la hallaron aplastada bajo un árbol caído. Con su pérdida, la cabra montés del Pirineo quedó oficialmente extinta.

No obstante, las células de Celia sobrevivieron en laboratorios de Zaragoza y Madrid y, en los años siguientes, un equipo de fisiólogos de la reproducción encabezado por José Folch insertó núcleos de aquellas células en óvulos de cabra despojados de su ADN, que luego implantó en madres sustitutas. De los 57 animales implantados, siete quedaron gestantes y, de ellos, seis abortaron. Pero una madre –híbrido de íbice español y cabra- llegó a término y, mediante una cesárea, Folch y sus colegas trajeron al mundo un clon de Celia que pesó 2.5 kilogramos. Mientras Fernández Arias sostenía el bucardo recién nacido en sus brazos, observó que tenía dificultades para respirar, con la lengua colgándole grotescamente del hocico. Pese a los esfuerzos por mejorar su respiración, el clon de bucardo falleció escasos 10 minutos después y la necropsia posterior reveló que uno de los pulmones había desarrollado un gigantesco lóbulo adicional tan sólido como un pedazo de hígado. Nadie habría podido hacer algo para salvar al animal.

Como el dodo y la alca gigante, el tilacino y el delfín chino de río, la paloma migratoria y el carpintero imperial, el bucardo (Capra pirenaica pirenaica) es apenas uno en una larga lista de animales que la humanidad ha llevado a la extinción, a veces deliberadamente y, dada la creciente cifra de especies en peligro, la cabra montés del Pirineo tendrá abundante compañía en años venideros.”*


* ZIMMER, Carl. “Volver a la vida.” Artículo publicado en National Geographic en español. Edición de abril de 2.013.



1. ¿Por cuál otro nombre se conoce al bucardo?
Ave dodó.
Mamut.
Cabra montés del Pirineo.
Gato montés de los Alpes.



2. Responde verdadero o falso a la siguiente afirmación: Los Pirineos es la cordillera que separa a Francia de Alemania.
Verdadero.
Falso.



3. ¿Qué peso llegaba a tener el bucardo?
Hasta 30 kg.
Hasta 50 kg.
Hasta 70 kg.
Hasta 99 kg.



4. ¿Cómo se llamaba la última hembra bucardo que existió?
Koda.
Hera.
Celia.
Lola.



5. ¿De qué manera murió la última bucardo?
Atropellada por un automóvil.
Cazada con un arma de fuego.
Aplastada por un árbol.
Cazada por un lobo.



6. Responde verdadero o falso a la siguiente afirmación: de 57 cabras a las que se les implantaron óvulos con ADN de bucardo, sólo una tuvo su cría mediante cesárea.
Verdadero.
Falso.



7. ¿Cuánto tiempo vivió el clon de bucardo que revivieron los científicos españoles?
10 minutos.
10 meses.
1 año.
10 años.



8. ¿De qué falleció el clon de bucardo?
Por fallas del corazón.
Envenenada accidentalmente.
Por una falla congénita de un pulmón.
Fue atacada por un lobo.




Compartir

Facebook
Twitter
LinkedIn
Skype
WhatsApp
Email
Imprimir
Leer Mejor - Control de lectura para adultos

Velocidad de lectura
promedio en adultos (18+)

adulto promedio

174
palabras por minuto

alumno de Leer Mejor

731

palabras por minuto, con su comprensión habitual

© 2018 Leer Mejor | Derechos reservados | Página diseñada por www.tumarketing.co

Scroll Up